viernes, 12 de marzo de 2010

Hollywood, o cómo quedarse para siempre en Iraq

Película ganadora del Oscar 2010, "The Hurt Locker"

“The Hurt Locker” no tiene traducción clara al español, idioma en el que se conocerá como “En Tierra Hostil“, “Zona de Miedo” o “Vivir al límite”. O bien, podría haber sido “El muchachito bueno y temerario que es adicto a la guerra”, o mejor: “Menos mal que estamos nosotros, los marines, acá en esta ciudad tan fea y violenta”.

La ciudad fea y violenta es Bagdad. El muchachito es el sargento de primera clase de la Armada de Estados Unidos William James (Jeremy Renner), un temerario especialista en desarmar bombas.

Lo vemos una y otra vez, lidiando con artefactos chiquitos y grandes, ora en un suburbio de Bagdad, ora frente a oficinas de las Naciones Unidas… en la segunda mitad del filme (dura algo más de dos horas) se adentra por su cuenta a las calles oscuras para investigar a los terroristas que arman bombas. También, en una mala tarde, sostiene un duelo de francotiradores en las afueras de la ciudad fea y violenta… así acaba su rotación, y vuelve a casa.

“Los terroristas estacionan un camión en un mercado, regalan caramelos… y explota”, le cuenta a su mujer Connie (Evangeline Lilly, la Kate de Lost) una tarde de lluvia en su bella casa: “Necesitan más técnicos en bombas”, explica nuestro héroe. Y vuelve, claro, a la ciudad fea y caliente y violenta. Fin. Aplausos. Mejor película, mejor dirección, mejor guión original, y otros tres muñequitos más… ahora, a distribuirla en América Latina. Los hombrecitos dorados atraen como nada en los afiches de los cines. Más millones garantizados. Más propaganda de guerra.

Más allá de sus cualidades técnicas y narrativas, cuestión que no compete abordar aquí, “The Hurt Locker” es, esencialmente, propaganda de guerra. De una guerra de ocupación que ya lleva siete años y donde murieron, según cálculos muy conservadores, al menos 100.000 civiles (1), otros, indican que esa cifra supera el millón de personas (2). El detalle de las bajas estadounidenses es más puntilloso: 4.698, hasta ayer (3).

Sin embargo, en la gran ganadora de los Oscar nuestros héroes jamás disparan sus fusiles si no están seguros de que el civil que tienen enfrente representa una amenaza. Se ponen nerviosos, sí. Hasta tienen miedo, pero no disparan. ¿Quién mató entonces a tantos civiles en Iraq? Nuestros héroes, seguro que no.

Por el contrario, allí vemos cómo los marines ayudan a mujeres a salir de zonas peligrosas, a coroneles estadounidenses conversando amablemente con ciudadanos iraquíes, al sargento James desesperado porque no puede quitar un corsé de explosivos a un civil al que los malos, los terroristas, obligaron a convertirse en hombre bomba.

En “The Hurt Locker” puede verse, también, a un grupo de “contratistas” británicos asesinando a dos detenidos (valen 250.000 libras, vivos o muertos). Eso sí, antes nos aclararon que los dos detenidos son dos terroristas muy buscados y una escena más adelante, el sicario muere también. ¿Justicia divina?

Como sea, en esta guerra de Hollywood los ciudadanos de bien podemos sentirnos tranquilos. Mueren los terroristas, pero también sus matadores poco ortodoxos.

Nuestros héroes desean fumar marihuana, pero no la consumen, sólo alcohol. Desean irse de putas, pero no van. Desean ser buenos soldados, pero no saben si lo han logrado. Eso sí, en esta guerra de Hollywood, nadie se pregunta qué hacen nuestro héroes tan lejos de Kentucky o Minnesota.

En “The Hurt Locker” los civiles iraquíes, ésos que ya han muerto por centenares de miles, son hostiles, pero no mucho. En un pasaje del filme, nuestros héroes viajan en un vehículo blindado mientras unos niños les arrojan piedras, el plano siguiente es una subjetiva desde dentro del vehículo, ahí podemos ver las caras de los querubines, están sonriendo. En la guerra de Hollywood los niños no sufren ni repudian, ni mueren, juegan.

Mientras, los marines desarman bombas. Y es que en Iraq son tan necesarios como en la Haití post terremoto, en la Colombia del “narcoterrorismo” o en el Afganistán del inasible Osama. Y para los que tengan dudas de la necesidad que tenemos de que los marines sean la policía internacional, están Hollywood y la primera directora ganadora de un Oscar, y el primer presidente negro, galardonado con el menos glamoroso pero siempre efectivo Premio Nobel de la Paz.

¿Qué sigue en Hollywood? ¿Un filme sobre Yemen? ¿O sobre Venezuela? Ése ya está listo, el protagonista es Sylvester Stallone y se estrena en agosto. (Por Marcos Salgad)

Estreno absoluto en Camagüey de película dedicada a Martí

Martí, el ojo del canarioLa cinta Martí, el ojo del canario, de Fernando Pérez, tendrá su estreno absoluto el próximo martes en esta ciudad, en la inauguración del XVII Taller Nacional de Crítica Cinematográfica.

Rafael Rey y Raúl Pérez Ureta, productor y director de fotografía de la película, respectivamente, aseguraron su presencia en la proyección, que se efectuará por la noche en la sala Guerrero.

La obra aborda la vida de José Martí desde los nueve hasta los 17 años, etapa de su mayor contacto físico con Cuba.

Programado hasta el 21, el encuentro insertará también la premiere de Molina Ferozz, a la cual concurrirán su director, Jorge Molina, y los dos intérpretes principales, Roberto Perdomo y Dayana Legrá.

La agenda centra las sesiones de debates en el cincuentenario de la Cinemateca de Cuba, y en cuanto al audiovisual en el país la huella de mujeres creadoras y de nuevos realizadores.

Presentaciones de libros, un taller de realización y exposiciones figuran igualmente entre las actividades de la cita, venidera edición de un evento con sede permanente en Camagüey.

Las confirmaciones incluyen también a personalidades como Manuel Herrera, titular de la Cinemateca de Cuba, los directores de cine Arturo Sotto y Marina Ochoa, y la actriz Eslinda Núñez, añadió al ofrecer la noticia Armando Pérez, coordinador del foro.

Vicepresidentes el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos, además de críticos de cine, asistirán asimismo al Taller, vinculado al cual permanecerá en vigor desde el 16 al 31 de marzo un programa de exhibición pública de más de 60 cintas procedentes de América, Europa y Asia.

“El Secreto de sus ojos” gana el Oscar a la Mejor Película Extranjera

Filme argentino "El secreto de tus ojos", obtiene el premio Oscar


El secreto de tus ojos“El secreto de sus ojos” ganó por el Oscar a la Mejor Película Extranjera, categoría en la que compitió con la película peruana “La teta asustada”, la israelí “Ajami”, la francesa “Un profeta” y la alemana “La cinta blanca”.

Al recibir el galardón en manos de Quentin Tarantino y Pedro Almodóvar Juan José Campanella, el director de la cinta, le agradeció a todos los que hicieron posible la película: “En nombre de un equipo y un elenco formado por gente que quiero mucho que quiero agradecerle a la Academia por dejarnos pasar tres días hermosos en compañía de cineastas increíbles”. “Gracias, gracias, gracias. Vamos Argentina y un abrazo a los hermanos de Chile”, finalizó el cineasta.

El realizador de “El secreto de sus ojos” subió al escenario del Teatro Kodak junto al actor Guillermo Francella y los productores de la Argentina (Vanessa Ragone) y de España (Gerardo Herrero).

La película de Campanella es el sexto film que Argentina presenta para competir por los Oscar, desde que en la década del 80 fue reconocida por “La historia oficial”, que narraba el caso de una niña apropiada por un matrimonio durante la dictadura militar.

“El Secreto de sus ojos”, que en Argentina fue vista por 2,5 millones de personas, cosechó diversos galardones, entre ellos el premio Goya a la Mejor Película Hispanoamericana en España y logró distinciones en Cannes, Berlin y el festival de Cine Latinoamericano de La Habana. Esta es la segunda vez que Campanella compite por un Oscar, luego de haber estado ternado con “El hijo de la novia” en el 2002.

Filme Argentino El Secreto de tus Ojos - Premio OscarEl actor Guillermo Francella y Campanella participaron de la entrega de los premios Oscar, mientras que las demás figuras de la película, entre ellas Ricardo Darín, Pablo Rago y Soledad Villamill, siguieron la ceremonia de premiación por televisión dado que no pudieron viajar a Hollywood y tienen aquí diversos compromisos laborales.

“El secreto de sus ojos” se basa en la novela de Eduardo Sacheri “La pregunta de sus ojos”, que cuenta la historia de Benjamín Espósito, un empleado judicial que se jubila y comienza a escribir una novela de un crimen del cual fue testigo en 1974. En ese marco, relata la investigación para hallar al culpable, con la violencia política y la vida de los porteños durante la dictadura militar.

(Con información de InfoBae)
Los Premios

- Mejor Película extranjera: “EL SECRETO DE SUS OJOS”
- Mejor Película: “The Hurt Locker”
- Mejor director: Kathryn Bigelow por “The Hurt Locker”
- Mejor actor: Jeff Bridges por “Crazy Heart”
- Mejor actriz: Sandra Bullock por “The Blind Side”
- Mejor actor de reparto: Christoph Waltz por “Inglourious Basterds”"
- Mejor Película Animada: “Up”
- Mejor canción original: “The Weary Kind” de “Crazy Heart”
- Mejor guión original: “The Hurt Locker”
- Mejor cortometraje animado: “Logorama”
- Mejor corto documental: “Music by Prudence”
- Mejor cortometraje: “The New Tenants”
- Mejor maquillaje: “Star Trek”
- Mejor guión adaptado: “Precious”
- Mejor actriz de reparto: Mo’Nique por “Precious”
- Mejor dirección artística: “Avatar”
- Mejor diseño de vestuario: “The Young Victoria”
- Mejor edición de sonido: “The Hurt Locker”
- Mejor sonido: “The Hurt Locker”
- Mejor fotografía: “Avatar”
- Mejor banda sonora: “Up”
- Mejores efectos especiales: “Avatar”
- Mejor Documental: “The Cove”
- Mejor Edición: “The Hurt Locker”